jueves, 18 de diciembre de 2008

Mejoras arbitrales




“Perdimos por el árbitro”, la excusa más pobre que existe para justificar un mal partido. Aunque nunca habría que protestar de los arbitrajes, es normal que se equivoquen, ya que son humanos, pero con el dinero que mueve el fútbol sería posible lograr un nivel menor de errores gracias a algunas mejoras que voy a explicar a continuación.

Para empezar, se podría saber si el balón ha entrado o no, evitando así los poco comunes pero tan molestos goles fantasma, como propuso y probó la FIFA en alguno de sus torneos. Pero esta tecnología también se podría aplicar a los saques de banda y de fondo perfeccionando así estas decisiones, que a la larga pueden costar Mundiales (el caso de Joaquín en Corea y Japón 2002).

También tendría que haber dos liniers en cada banda, logrando así un mayor ángulo de visión para los fuera de juego sobre todo. Además de los liniers también se pueden duplicar los árbitros de campo, logrando así mayor capacidad de decisión y más puntos de vista.

Está claro que la calidad del árbitro decidirá la calidad de su arbitraje, por lo que los exámenes para ser árbitro deberían ser más duros, poniéndolos en situaciones difíciles para ver como pitarían y comprobar su validez para trabajar en la primera división.

El fútbol también puede tomar ideas de otros deportes, como el baloncesto y el rugby, en los que hay un árbitro que ve las jugadas por televisión y decide. Esto se podría llevar a cabo para ayudar al árbitro.

El problemas de que haya un mayor número de árbitros es que las decisiones no siempre serán compartidas, pero eso tiene fácil solución: uno de los árbitros debe ser el “jefe” y decidir escuchando a los demás, pero teniendo siempre la última palabra.

Espero que se aplique alguna de estas normas o cualquier otra para mejorar un juego que ya es el mejor, pero aun puede progresar buscando la perfección. Además con estas mejoras se evitarían cosas como estas:



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada