lunes, 21 de junio de 2010

La historia de un desmayo

Descenso Murcia 
19:48 hs del 19 de junio de 2010, Girona, minuto 94 del Girona 0 –Murcia 1. El Murcia está salvado y el Girona en Segunda B, pero un gol cambiaría los papeles y mandaría a los pimentoneros al descenso. En medio de la tensión, Miguel Albiol, centrocampista del Murcia, comete penalti y el drama se desata en el Montilivi: si Kiko Ratón marca, el Girona se salva y el Murcia desciende; si Kiko Ratón falla, será el Girona el que baje salvando al Murcia.

El delantero tinerfeño, Francisco José González Expósito, alias Kiko Ratón, coge carrerilla para decidir el futuro de ambos equipos. Cuando golpea el balón, el portero del Murcia ya ha adivinado el lanzamiento y llega a pararlo, pero la mala suerte de ceba con él y el balón rebota entre sus piernas para acabar lentamente dentro de la portería condenando al Murcia.

El drama es intenso para los murcianos, que ven como un equipo centenario como el Real Murcia cae a la Segunda B de la peor manera posible. Miguel Albiol, consciente de que su error ha condenado a toda una entidad, pierde el conocimiento y es trasladado al hospital, una imagen que quedará para el recuerdo como la más triste de la historia del Murcia.

El penalti más triste del mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada