jueves, 17 de junio de 2010

Lo mejor y lo peor

Lo mejor y lo peor 
En solo 24 horas se ha visto en Sudáfrica lo mejor y lo peor del campeonato, pasando de la lamentable derrota de España contra Suiza a la insultante superioridad argentina en el 4-1 ante Corea del Sur.

Mucho se había hablado en la prensa y en las calles de la superioridad de España en esta Copa del Mundo, como si ganarla fuese cuestión de tiempo, y a las primeras de cambio Suiza demostró a todos que en el Mundial no se consigue nada sin jugar.

España salió al campo con las ideas claras de siempre, tocar y tocar hasta encontrar espacios, pero Suiza supo leer mejor el partido y se decidió por el contraataque, dejando el 63% de la posesión a una España que lo intentó con poca claridad en la primera parte, lanzando una gran cantidad de balones a puerta pero desde posiciones poco favorables, con una única opción clara, una jugada de Piqué que el portero Benaglio salvó.

Nada más empezar la segunda parte, Suiza culminó un buen contraataque con un gol de carambola del centrocampista Fernandes, que posteriormente sería elegido Hombre del Partido. El gol, posiblemente en ligero fuera de juego, pudo venir seguido de la expulsión de Casillas por la entrada al delantero suizo, pero el árbitro le perdonó el castigo al arquero de La Roja.

A partir de ahí, España fue todo ataque con unos cambios bastante acertados pero con poca precisión en el ataque, contando como ocasión más clara con un disparo lejano al larguero de Xabi Alonso, que de haber entrado habría maquillado el pésimo partido del mediocentro.

Pero Suiza no acabó ahí y a punto estuvo de sentenciar con otro contraataque que terminó estrellándose en el poste para alivio de Casillas y de sus defensas.

Finalmente el partido concluyó con un 1-0 para Suiza bastante justo, ya que la Roja tampoco mereció la victoria como pretenden los medios, en los que la posesión de España y el jugar al ataque parece hacerlos merecedores de ganar todos los partidos cuando en Fútbol suele ganar el que defiende.

España cosechó la segunda derrota de la era Del Bosque en el segundo partido importante que disputó bajo el mando del seleccionador.

Festejo 
En el otro partido de una de las favoritas, Argentina venció sin ninguna complicación y caminando a Corea del Sur, que solo creó peligro en el error de Demichelis que supuso el gol en contra.

Argentina volvió a demostrar que no le hace falta esforzarse mucho para ganar a las selecciones pequeñas y parece que pueden dar mucho más en caso de necesitarlo. En este segundo partido, la albiceleste ha reiterado su calidad a balón parado, donde se aprecia un trabajo genial de Maradona en el tiempo que ha tenido al equipo trabajando a puerta cerrada, ya que en cada una de las posiciones ha tenido estrategias ensayadas muy efectivas, como se ve en los dos primeros goles.

A partir del segundo tiempo, con 2-1 en el marcador, Argentina se ha dedicado al buen trato del balón para que las ocasiones llegaran solas, lo que le ha dado otros dos goles tras sendas jugadas de Messi y Agüero, que sustituyó a Tévez y rompió aun más el partido. Al final, hattrick de Higuaín que lo salva de su mala primera parte, donde le faltó calidad para el juego de Argentina.

Como no podía ser de otra manera, el Pipita fue elegido hombre del partido mientras que la mala noticia llegó de parte del Muro Samuel que sufrió una lesión y de Jonás, que se perderá el partido ante Grecia por acumulación de amarillas, partido poco importante debido a que la clasificación de Argentina es casi segura.

En definitiva, un cambio de favorito para esta Copa del Mundo que ahora se ve más cerca de Buenos Aires que de Madrid con la goleada de Argentina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada